lunes, 7 de junio de 2010

PÁNICO EN LA CONFITERÍA



En la lejana localidad de Carmen de Patagones vive Bigart, un malvado panadero francés que, carente por completo de escrúpulos, hornea masas y confituras con harina transgénica. Una noche terrible las masas toman vida bajo la forma de espantosos seres mutantes y comienzan una larga venganza, devorando a los empleados de la panadería, a la clientela, y luego al pueblo por completo. Una excelente puesta en escena de los directores Ortega y Gasset, dos españoles con amplia experiencia en cine catástrofe.


***************** 

4 comentarios:

Monchito dijo...

Fantástico, ¿Vamos a verla Chalero?

El Chalero Solitario dijo...

Me encantaría, Monchito, pero es prohibida para menores de 75. Además te soy franco, iría pero más cagado que vaca en viaje.

Ludmille Schunemann dijo...

¿No le dieron ningún papel a Valeria? Aunque sea como monstro

El Chalero Solitario dijo...

Esa soreta no podría actuar ni de mogólica, además de ser un asco de persona.